Ellen Stardust, donde los mozos cantan en Nueva York

El cumpleaños número 12 de mi hija menor fue el tercero que pasa en Nueva York y finalizó con una cena en el restaurant Ellen Stardust.

Este año su día fue distintos a los anteriores ya que tuvo varios festejos que también disfrutamos nosotros.

Primero nos fuimos hasta New Jersey para realizar un nuevo viaje en helicóptero con Flynyon, pero para ella era su primera vez y le fascinó!

 

 

Luego de este fantástico vuelo tuvimos un almuerzo en nuestro restaurant favorito, The Cheesecake Factory, donde recibió una porción de torta y le cantaron el Feliz Cumpleaños.

 

 

Más tarde nos encontramos con Johnny Vacar en Grand Central Terminal donde hicimos una sesión de fotos increíble allí, en el Bryant Park, Times Square y en Tudor City.

 

 

Para concluir con los festejos cenamos en Ellen Stardust, festejo elegido por ella.

 




 

UBICACIÓN DE ELLEN STARDUST

 

 

El restaurant se encuentra ubicado en el Midtown, cerca de la zona de los Teatros.

 

 

Cuando llegamos al lugar había más de una cuadra de fila para entrar y la temperatura no superaba los cero grados.

 

 

Habremos estado más de 30 minutos esperando para entrar, llegamos a la fila 19:45 porque sabíamos que la demora era importante a cualquier horario.

 

 

Una vez que entramos nos dieron una mesa en la planta baja y nos acercaron un menú.

Miré cuáles eran las opciones para comer y una aclaración en el mismo me llamó la atención:

 

 

El consumo mínimo por persona era de usd 20 y la propina de un 20% se incluía en el servicio.

Para comer pedimos una hamburguesa, un philly cheesesteak y un sandwich de pastrami.

Mientras esperamos que llegara la comida los mozos comenzaron con show, primero disfrutamos de un compilado del musical Grease.

Entre las mesas hay una pasarela donde un presentador cuenta que los mozos trabajan allí esperando tener una oportunidad en Broadway.

Además, mientras los mozos cantan, pasa por las mesas para pedir una colaboración para que los artistas puedan pagar clases de actuación, canto y baile.

Luego distintos mozos cantaron diferentes temas y llegaron los platos.

 

 

La comida no es mala pero tampoco es inolvidable, más para el costo de la misma.

Mientras comíamos el presentador pregunta si hay cumpleañeros y los hace levantar para cantarles el Feliz Cumpleaños.

Y para finalizar, lo más lindo de todo fue escuchar la canción New York, New York.

 

 

 

CONCLUSIÓN DE MI EXPERIENCIA EN ELLEN STARDUST

 

Muchos preguntan si vale la pena ir a Ellen Stardust, hacer la fila y pagar lo que se paga.

Nosotros la pasamos bien, no comimos estupendo, me pareció que gastamos demasiado para comer (alrededor de usd 110) pero el show fue divertido.

Los mozos que escuchamos son todos muy buenos, con muy lindas voces, además son muy simpáticos y amables al servir.

En mi opinión es para hacer una sola vez.

Por eso, si no les importa esperar a la intemperie, no les molesta que la comida no sea un diez pero quieren escuchar buenas voces es un lugar para ir, sino es mejor pasar de largo.

 

Hasta el próximo!

Juli

Autor entrada: NY Again

1 comentario sobre “Ellen Stardust, donde los mozos cantan en Nueva York

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.